Palabras del Embajador

Palabras del Embajador Shuichiro Megata

en ocasión del 1er. Seminario Profesional ASENIM-JICA

Miercoles 4 de diciembre de 2013


Es un gusto estar presente, en este magno Auditorio de la Universidad Tecnológica de México, para participar en la inauguración del “Primer Seminario Profesional “ASENIM-JICA”, inscrito en el marco de los eventos conmemorativos del 400 Aniversario de la Misión Hasekura, la primera misión diplomática y comercial que Japón envió a México.

El Seminario del día de hoy, especializado en ortodoncia, tiene la fortuna de contar con la participación de dos Doctores, reconocidos internacionalmente y expertos en la materia, el Doctor Keiji Moriyama, Director del Departamento de Ortodoncia de la Universidad Médica y Dental de Tokyo, y la Doctora Erica Hattori, ex becaria de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, JICA, quienes compartirán sus conocimientos así como sus experiencias.

Agradezco los esfuerzos y coordinación del Doctor Jun Kawabe, Presidente de la Asociación de Exbecarios Nikkei de México, ASENIM para organizar este evento.

Considero que dentro de la comunidad Nikkei de México, la proporción de sus miembros que se dedica a la profesión de dentistas y médicos es grande. En este marco, me gustaría mencionar el siguiente hecho histórico.

En 1917, Japón y México firmaron la “Convencion relativa al libre Ejercicio de la Profesión de Médico” que permitía a aquellos que tuvieran licencia ejercer alguna de las siguientes cinco profesiones, médico, farmacéutico, dentista, partera y veterinario” en su país, desempeñarse en el otro país con un diploma traducido. Con base en este Convenio, un gran número de doctores y dentistas japoneses emigraron a México. Sin embargo, debido a que no hubo ningún mexicano de estas profesiones que fuera a Japón, México notificó a Japón en 1927, su intención de abrogarla por considerarlo unilateral. Entonces el gobierno de Japón, negoció con el gobierno de México, para que permitiera a aquellos dentistas y doctores japoneses que habían comenzado sus funciones, continuar ejerciéndolas, como derechos adquiridos en México.

Pienso que este hecho es una de las razones por las que aún, en la actualidad, hay muchos dentistas y doctores Nikkei en México. A propósito, Japón había propuesto el mismo acuerdo a Perú y Brasil; sin embargo, no hubo respuesta por parte de Perú y Brasil declinó la propuesta, por lo que podemos comprender la manera en la que el México de aquel tiempo era muy pro japonés.

En todo caso, estoy contento que muchos doctores y dentistas Nikkei contribuyen de manera activa a la sociedad mexicana en el área de salud y hablando de mi propia experiencia en México, la presencia de doctores y dentistas que hablan japonés o estudiaron en Japón hace sentir muy tranquilos a los residentes japoneses especialmente cuando el fuerte dolor les impide hablar español con fluidez. Estoy muy agradecido con ustedes por atender un gran número de residentes japoneses.

Desde este punto de vista, espero que el trabajo de la Asociación de Exbecarios Nikkei de México, ASENIM-JICA se desarrolle aún más.

En la actualidad un gran numero de mexicanos viaja a Japón, muchos de ellos son estudiantes y van con la finalidad de prepararse en diferentes áreas dentro de sus universidades. Desde el año mil novecientos setenta y uno (1971) a la fecha, Japón ha becado a través de diversos programas, aproximadamente a nueve mil trescientos estudiantes mexicanos y esperamos seguir incrementando esta cifra año con año.

En particular, el área médica es un sector avanzado académicamente de Japón, como el Doctor Shinya Yamanaka de la Universidad de Kioto que ganó el Premio Nóbel de Medicina el año pasado. También el área de salud es un sector potencial de negocios para empresas japonesas.

Espero que los lazos de amistad que existen entre Japón y México vayan fortaleciéndose a través del intercambio académico y económico en el área de salud, así que nuestros países seguirán compartiendo la perspectiva hacia un futuro compartido más próspero.

Les deseo el mayor de los éxitos en este evento.

Muchas gracias.